home


El baño del Papa. Actividades de lectura- Realizado par a el trabajo final de Internet y Lectura 3 por Oscar Cabrera con la participación especial de la Maestra Virginia Rivero y alumnos de 4to D de escuela 11 de Melo

Año 2009

Hola a **tod@s**: Puedes escribir tu opinión sobre la película y lo que quieras siempre relacionado al tema y con el debido respeto. Para ello debes pulsar sobre Edit This Pagina y al terminar de escribir pulsa Save

El trabajo es sobre Aceguá , los límites de Uruguay-Brasil y el comercio, trabajados en base a la película el Baño del Papa, a fotos de la película.
http://www.golem.es/elbanodelpapa/
http://www.golem.es/elbanodelpapa/descargas.php

La película puede descargarse de aquí http://www.directoriowarez.com/pe_el_bano_del_papa_45567.html o de aquí

http://www.cinetube.es/peliculas/online/el_bano_del_papa.html en este enlace se puede ver en línea en 5 capítulos

o puede alquilarse en un video.


El trabajo se enmarca en la visión desde Internet de la película ambientada en nuestra ciudad (Melo) y en la villa de Aceguá.
- Previamente trabajamos el afiche y lo que el mismo nos podía representar, que idea nos daba el mismo acerca de la película.
- Invitamos a una de las actrices quien nos contó como se realizó la película.

A partir de la misma se realizó el siguiente trabajo de aula
- Trabajar afiche
- Estudio de las imágenes y que nos muestra cada una (lectura denotativa y connotativa)
- Observar relieve de la ruta Melo-Aceguá
- Como era el estilo de vida antes y ahora.
- El camino de los quileros copiar el poema y escucharlo (Es de Osiris Rodríguez Castillos)
http://www.youtube.com/watch?v=ErQp840hIok
http://www2.informatik.uni-muenchen.de/tangos/msg00641.html
- Cómo se representan los límites entre los dos países
- Qué es el comercio
- Comercio ilegal o contrabando
- Transporte antes en bicicleta ahora en Motos
- Evolución de Aceguá de 1988 a ahora
- Los freeshops
- Se culminará toda la actividad con una visita a Aceguá cuya planificación que se adjunta


Duración: 3 semanas.
Terna: Nuestros límites.

Competencias: Extraer conclusiones pertinentes a través de la observación.

Contenido: Demarcación de los límites entre países Naturales y convencionales.

Objetivos: Conocer la realidad física humana y económica del país. Conocer los
diferentes tipos de límites y valorar su importancia

Secuencia sugerida para las tres semanas:
· Límites- Definición. Uso del diccionario
· Uso de internet
· Tipos ver imágenes
· Diferencia entre limite y frontera
· Reconocer límites en el mapa
· Países que limitan con Uruguay
· Límites con Brasil
· Límites entre Cerro Largo y Río Grande Do Sul
· Aceguá
· Comercio
· Comercio ilegal


Estrategias:

· Salida Didáctica
· Búsqueda en Internet
· Inquisitiva
· Dialógica
· Reflexiva

Recursos:

Película el baño del Papa.
Lluvia de Ideas.
Salida didáctica
Mapas.
Brújulas.
Pizarrón.
Tizas de colores,

Realización de esquemas
Tiempo: La actividad abarca tres semanas media jornada en cada una. Este es el comienzo.
Bibliografía;
· Programa de Educación Primaria para Escuelas Urbanas
· Trailler de la película baño del papa desde Internet
· Ver la película en 5 capítulos de 20 minutos cada uno desde Internet
· El Escolar
· Geografía para maestros - Cassí.
· Nosotros y e! Mundo CEP.

Ver: Clip y trailler

Es el año 1988 y el Papa Juan Pablo II visitará Melo. Se calcula que 50.000 personas asistirán a verlo. Los pobladores más humildes creen que vendiéndole comida y bebida a esa multitud se harán casi ricos.

Según el público, "El baño del Papa" muestra la verdad del Interior del país

* La película "El baño del Papa" fue estrenada en las salas de cine de todo el país. Al culminar la función, la opinión de la gente fue diversa, pero la mayoría coincide en que refleja una realidad dura de nuestro país.

external image 268290_0.gifAyer, a tempranas horas de la tarde, cuando se comenzaba a sentir el fin de semana, "El baño del Papa", la película dirigida por Enrique Fernández y César Charlone, fue estrenada en las salas cinematográficas de todo el país.
La opinión recabada a la salida de la función de las 15.25 horas en la sala 9 del Moviecenter Montevideo fue que se trata de una "buena película" que narra, a través de sus imágenes, "la realidad de nuestro país y la del Interior".

Un reflejo de la realidad

A Susana lo que más le gustó del filme es cómo se muestra la expectativa de la gente ante la llegada del papa Juan Pablo II a Melo, capital de Cerro Largo, en aquel 1988. "Está impecable. Muestra la pobreza, cómo trabajaron las personas que esperaban a diez mil brasileros que no llegaron. La pobre gente quedó defraudada", contó entre risas al salir de la sala. "El sacrificio que hacen para cruzar la frontera" en busca de mercadería también fue una imagen que la impresionó.
"A mí me pareció muy buena porque se muestra una realidad que en Montevideo se desconoce: la pobreza y lo que la gente hace para salir de ella", comentó Alfredo. Graciela reforzó la idea transmitida al decir: "'El baño del Papa'" es dura, es una realidad del Interior y a la misma vez no lo es. Es también una realidad de todo el mundo". Asimismo, Dinora reconoció que la película "da para pensar de todo un poco". "Es una realidad dura: pensémosla y mejoremos la vida en el Interior, la realidad y las condiciones existentes entre las distintas capas de la sociedad", agregó convencida.

La ciudad tal cual es

A Gabriela la película le pareció "estupenda". "Yo soy de Melo y se muestra realmente lo que es la vida en el Interior", añadió.
Eloísa vivió cinco años en Melo y también reconoció la ciudad en la pantalla. "La realidad que se muestra es muy cierta. El contrabando, por ejemplo, es algo que toda la vida existió. Yo, que viví ahí, te digo que los personajes están muy bien caracterizados", afirmó.

Un baño lento

José no salió muy conforme con la película, que en su opinión es "un poco lenta y demasiado conversada". Luego de reflexionar unos instantes agregó: "Sinceramente esperaba más".
Al contrario de lo expresado por José, Eloísa dijo que la película no le había parecido lenta. "Hay muchas películas europeas que han ganado cantidad de premios y son muy lentas, pero ésta no es una de ellas", indicó.

Antes de la función

Quienes formaban fila para ver la siguiente función mantenían la expectativa de "ver una buena película". Entre los comentarios recabados, lo que más atraía era que se trataba de una "nueva película uruguaya".
Muchos melenses esperaban ingresar a la sala, y alguno de los entrevistados recordaban el día en que el Papa llegó a la ciudad. "Vengo porque soy de Melo. Soy locatario y quiero ver cómo se ve la ciudad en el cine. Tengo recuerdos muy agradables del día que vino el Papa y de cuando lo fui a ver", contó Raúl. Un buen motivo para miles de personas. *

Golem de España

Crítica

Comentario crítico
Génesis

Enrique Fernández: En la época, yo debía tener diez años, Beto era un amable vecino que pasaba cada mañana a saludarnos. Siempre llevaba la camisa por fuera de los pantalones, y sus delgadas piernas parecían palillos cuando se montaba en una vieja bicicleta que daba la impresión de caerse a trozos. Beto vivía con su suegra, doña Leocadia, una piadosa anciana que quería mucho a mi madre. Para demostrar su afecto, le ofreció su dentadura postiza, que ella ya no usaba. Dos días después, mi madre se la devolvió con mil disculpas. Más tarde me confesó que la había probado, pero que no le valía. Durante 36 años, mi padre, que falleció en 1964, escribió letras de canciones para una orquesta de carnaval. Esas canciones me ayudaron a familiarizarme con todos esos personajes. Fueron parte de mi infancia y ahora son parte de la película. Conozco sus alegrías y sus tristezas. Los veo cada vez que voy a mi pueblo. Los conozco muy bien y los quiero.
César Charlone: En mi calidad de uruguayo que vive en Brasil, todos los temas que me vienen a la mente cuando pienso en cine tienen que ver con mi país natal. El primer documental que dirigí y produje en 1978 contaba con un presupuesto muy reducido y se rodó en Uruguay, Brasil, Argentina y Chile. Después de pasarme diez años dirigiendo anuncios, videoclips y series de televisión, tenía ganas de dirigir un largometraje. Había apuntado un par de ideas en el papel relacionadas con mi pasado uruguayo, pero no era fácil encontrar financiación en Brasil. Leí el guión y descubrí que no solo la historia era maravillosa con personajes conmovedores, sino que podría hacer realidad el viejo sueño de rodar en mi país. Melo tiene algo muy especial. Es una ciudad uruguaya muy influida por Brasil. La mayoría de los habitantes de Melo hablan portugués.

Un trabajo a cuatro manos

César Charlone: Trabajamos mucho juntos antes del rodaje. Reescribimos la versión final, buscamos decorados... Me encantaba la historia de Enrique y estaba decidido a plasmarla en la gran pantalla con la mayor fidelidad posible. Por eso preparé un plan de rodaje muy detallado que revisamos juntos antes de dárselo al resto del equipo. Así, durante el rodaje, todos sabían qué debían hacer y por qué. Fue un rodaje simple y agradable. Además, Fernando Meirelles, el realizador de Ciudad de Dios y El jardinero fiel, con el que estaba trabajando, leyó el guión y se entusiasmó con el proyecto.
Enrique Fernández:
Preparamos un plan de rodaje muy preciso y ensayamos antes de rodar. Hablamos mucho de los personajes, de las situaciones, de las dificultades de la película, de cómo debía ser filmada. El rodaje fue muy bien. Los dos nos ocupamos de la dirección de los actores. César se encargó sobre todo del aspecto visual, mientras yo me aseguraba de seguir fieles al guión.

Un reparto original

Enrique Fernández: El reparto está compuesto por actores profesionales y no profesionales. Los intérpretes profesionales son César Troncoso (Beto), Virginia Méndez (Carmen, la madre) y Nelson Lence (Meleyo, el aduanero). También están Hugo Blandamuro (el camarero) y Carlos Lissardy (Ches el loco). Los demás son habitantes de Melo. Ensayamos durante varias semanas para que se sintieran seguros y obtuvieran la agilidad y la concentración requeridas ante la cámara. Trabajamos con estupendos profesionales y actores no profesionales que demostraron ser grandes intérpretes, pero que nunca habían visto una cámara. Fue maravilloso.
César Charlone: Enrique siempre había pensado en César Troncoso y en Virginia Méndez, dos conocidos actores uruguayos, pero el reparto era muy amplio y no estábamos seguros de que mezclarlos con actores no profesionales diera los resultados deseados. Sobre todo si tenemos en cuenta que trabajan mayormente en el teatro. Era la segunda vez que trabajaba con Chris Duurvoort, el supervisor de ensayos. Es capaz de convertir un reparto dispar en homogéneo. Christian se desplazó varias veces a Melo para trabajar los personajes con los actores y enseñarles detalles, por ejemplo, cómo parecer un verdadero ciclista. Si vemos a Beto y a Valvulina, o a Carmen y a Silvia, cuesta decir cuál es el actor o actriz profesional.

Epílogo

César Charlone: Lo que más me gusta de El baño del Papa son las diferentes dimensiones de la historia. Tiene una dimensión social, muy suramericana. Lo demuestra el hecho de que el héroe sea un contrabandista y que el malo sea la autoridad, el poder. Los códigos morales y sociales tienen poco que ver con los de Occidente. La historia trata de la necesidad de tener un sueño, de esperar algo mejor. También hay una historia de amor, una auténtica historia de amor, pero es una historia silenciosa, casi escondida. La de un padre que quiere ser querido, aceptado e incluso admirado por su hija.
Enrique Fernández: La historia acaba con un sueño roto, pero el espíritu no muere. Debe ser así porque la batalla de Beto, como probablemente la de todos los pobres del mundo, se libra día a día con convicción y valor. Algún día, como en todos los lugares de la tierra, la cultura y las tradiciones de los habitantes de Melo dejarán de existir, cambiarán o desaparecerán. Nuestro deseo ha sido plasmar sus retratos antes de que eso ocurra.


Acabo de saborear una de las películas más hermosas que vi en los últimos años. Es una historia basada en un hecho real: la visita del papa Juan Pablo II en 1988 a Melo, una pequeña ciudad uruguaya situada a 60 kilómetros de la frontera con Brasil. Es una trama basada en una fatalidad real: la pobreza y las esperanzas por salir de ella; la burbuja que crean los medios y las especulaciones basadas en sueños.
Los directores, Enrique Fernández y César Charlone, supieron contar de una manera muy bella esta historia que derivó en **El baño del papa**. En la película y en la historia real, la previa a la visita de la santidad va modificando la vida diaria y su realidad cuando escuchan que entre 50.000 y 60.000 peregrinos pasarán por los corredores de la ciudad a escuchar el discurso del papa. Pasaran por Melo, ciudad pequeña y olvidada, y será un gran acontecimiento. Imaginan que querrán beber, comer, comprar estampitas y también, ir al baño.
Es la historia de Beto (felizmente interpretado por el actor César Troncoso), un mercader que junto a sus compadres transita 60 kilómetros a bicicleta como “bagayero”, llevando pedidos legales -y no tanto- en el regazo de su humilde transporte. Es la vida de Beto, su mujer Cármen y su hija Silvia, que con una dignidad envidiable van superando dificultades emocionales y económicas a lo largo de la película. Es una historia de solidaridad y amor en el desazón. De esas que valen la pena ver para acordarse de qué se trata la simpleza de una vida complicada.
external image 2854497239_c472f77d7d_o.jpg
Uno sospecha que ante tanta mercadería comprada para vender chorizos, empanadas y tortas fritas, el sueño no saldrá muy bien. La historia verídica indica que finalmente, los fieles que concurrieron no fueron 50.000. Este hecho, escrito en los diarios de ese entonces, no es esta relectura de la pobreza de estas pequeñas localidades ni de la calidez de los uruguayos. Ni de la miseria humana o la visión religiosa de la visita del papa. Más allá de los hechos, esta película homenaje a tanta penuria redime y da una lección ante los fracasos rotundos.
Pero ni la historia real ni la de la trama resumen el diamante de esta película. Son las actuaciones (de actores profesionales y no profesionales), y es lo que sucede entre un padre, una hija y su madre, cuando ya no queda nada por perder. O cuando todo está perdido y es, en realidad, cuando empieza a estar ganando.

Destacada. Múltiples medios galos resaltan la película uruguaya

"El baño del Papa" se estrena en Francia con elogiosas críticas

La película uruguaya "El baño del Papa", de Enrique Fernández y César Charlone, divertida comedia en forma de parábola agridulce sobre los pobres, se estrenó este miércoles en Francia, recibiendo elogios unánimes de la crítica.


Historia mínima. Los sueños de muchos se dispararon con la visita del Papa a Melo.
"El baño del Papa", que fue seleccionada el año pasado en el Festival de Cannes y ha cosechado desde entonces aplausos y premios en numerosos festivales internacionales, cuenta la forma en que los habitantes más humildes de Melo se prepararon y vivieron la visita que realizó Juan Pablo II a su ciudad en 1988.
Ante la previsible afluencia de visitantes para ver al Papa, los habitantes se organizan para sacar el mejor partido posible de esa oportunidad excepcional, vendiendo comida o recuerdos a los turistas esperados. Uno de ellos, Beto (César Troncoso), que sobrevive pobremente haciendo pequeño contrabando en bicicleta, tiene la idea de construir un baño que los turistas podrán utilizar previo pago del servicio.
A medida que la fecha se acerca y que la televisión hace previsiones grandilocuentes sobre la acogida preparada, los preparativos de los habitantes se hacen más febriles y las esperanzas de rápida ganancia económica más grande. Hasta que llega el gran día.
La película contrapone con un humor irresistible las grandes palabras del discurso del Papa y de los medios informativos y la realidad de la vida cotidiana de la gente que está obligada a vivir del contrabando. Muestra la dureza de la vida de esos hombres, la corrupción policial que deben sufrir, pero también la solidaridad que los une. Enrique Fernández y César Charlone "explotan hábilmente" la vena satírica que les proporciona la trama. "'El baño del Papa' es una película cruel, pero su dureza radica exlusivamente en su lucidez", escribió el crítico del diario Le Monde Diplomatique.
La revista cinematográfica Première señala que "El baño del Papa" es una de las "bellas sorpresas" que aporta a menudo el cine de América Latina. "Descripción de un país en el que comer cada día es un combate, esta película pinta sonriendo el digno retrato de un ingenuo dulce, obsesivo, injusto y divertido, magistralmente encarnado por César Troncoso", agrega el crítico de la revista especializada, señalando que "hay tragedia en esta comedia".
Por su parte, el diario Libération considera "conmovedora" esta "pequeña fábula neorrealista", que logra mostrarnos la dureza de la vida y la complejidad de los personajes. "Así, conmovedor soldado de la supervivencia, Beto, nuestro antihéroe bigotudo, es a veces odioso, por ejemplo cuando se enfada con su mujer o quiere explotar a su hija", señala el crítico.
En opinión del diario L'Humanité, el valor de esta "áspera comedia social" radica en la "ternura por esa pequeña gente" que son sus personajes y en "esa especie de alegría nunca quejosa con que es hecha la película". "Rigor de la realización, justeza de la sátira y ternura por los personajes, raras son las películas que, en forma de comedia, saben mantener ese equilibrio sin énfasis", como ésta, concluye el crítico del periódico.
Finalmente, el diario La Croix estima que "original y generosa, esta película de pequeño presupuesto" se sitúa "entre crónica social y pintura de un mundo ignorado, habla de esperanza y rinde homenaje a los humildes".
"El Baño del Papa" es la primera película de los directores uruguayos que, sin embargo, son dos veteranos en el mundo del cine. Fernández es guionista y profesor en la Escuela de Cine de Uruguay, y César Charlone, que trabaja desde hace años en Brasil, ha dirigido telefilms y ha trabajado como director de fotografía de varios cineastas, entre ellos Fernando Meirelles

El baño del papa es una película que ha sido muy promocionada por estos lados. Se ven varios afiches, entrevistas, comentarios, etc, por varios lados. Desde el comienzo, desde que supe de que se trataba la idea, me dieron ganas de ir a verla. Por considerarla original, y a su vez porque esa idea bien explotada, podría llevar a una muy buena película. Y no decepcionó me colmó las expectativas.
Es una historia muy sencilla, de gente muy humilde en Melo. La Mayorìa son contrabandistas, y se dedican a traer de Brasil el bagayo para que luego venderselo a los comerciantes de Melo, y quedarse con algo para ellos. Nada fuera de lo común. Hasta que un hecho conmociona a toda la ciudad: va a llegar el papa. Todos se ponen como locos, al gran estilo los duraznenses con el Pilsen Rock, para intentar hacer negocios y vender algo. Todos tienen de todo: puestos de chorizos, tortas fritas, pasteles, y comestibles variados. Pero el protagonista principal tiene la brillante e original idea de construir un baño para alquilarle a la gente que quisiera hacer sus necesidades.
Sorprende realmente que la mayoría de los actores no sean profesionales. Actúan tan bien que ni siquiera se nota, tal como pasa en las películas de external image papa2.gifCarlos Sorín (el de “Historias mínimas” y “El perro”).
Más que nada es un drama, muy bien logrado, que se basa en la historia familiar del protagonista principal y los problemas que tienen (tienen una casa hecha pelota, la hija quiere ser periodista y no tienen la plata para mandarla a estudiar a Montevideo, las aspiraciones de la hija y que se le tengan que bajar hacia la realidad, etc). Todos esos problemas hacen que el hecho de que venga el papa los motive para sacárselos de encima con toda la guita que pensaban hacer.
Tiene realmente partes muy graciosas, basadas principalmente en chistes cortos y rapidos, como por ejemplo cuando el protagonista le dice a su vecino, que es negro, cuando dice que va a hacer mucha plata : “Donde viste vos un negro rico?”, a lo que el responde “Yo voy a ser un negro pobre, pero con plata”. Pero el mejor sin duda, es el chiste en el que al otro dia de un pedo que se habia agarrado el protagonista, eexternal image papa3.gifl dueño del bar estaba enojado con el. Vienen los amigos y le dicen “che, estuviste re mal, el dueño esta re enojado”, a lo que el responde “Y que quiere? Si no le gustan los que se empedan que ponga una farmacia!”.
En resumen, una historia sencilla, muy disfrutable, facil de seguir, donde reinan las relaciones humanas de gente humilde, y que están contentas a pesar de todo. Muy recomendable para ir con la familia.Lo que tengo para criticar que no me gustò en general, es la música. Creo que Luciano Supervielle no era la persona indicada para hacerla, simplemente, por más buen músico que sea, no va acorde con la película. Creo que durante la película no está tan mal, pero la canción del final debería de haber sido una más dramática.

Actividades para realizar

http://www.cornerhouse.org/media/Learn/PAPA.pdf